#SafeguruExperts

EPIs para amianto y sistemas de protección para su tratamiento

Amisur · 2021-07-14

EPIs para amianto y sistemas de protección para su tratamiento (Amisur, 14/7/2021) | Safeguru

La inhalación de fibras suspendidas de amianto en el aire o el contacto prolongado con este material supone un peligro para la salud.

Esto ha quedado demostrado dada la elevada incidencia de trabajadores de antiguas fábricas de amianto, manipuladores de este material o trabajadores expuestos de manera indirecta con casos de cáncer y fibrosis pulmonar. Por estos motivos el uso de EPIs para amianto es fundamental.

La propia Organización Mundial de la Salud defiende que todos los tipos de amianto causan cáncer de pulmón, laringe, ovario, mesotelioma y asbestosis (fibrosis pulmonar).

Amisur, empresa especializada en el tratamiento de amianto, nos cuenta cuáles son los principales EPIs y sistemas de protección en este sector tan peligroso para la salud.

Los principales EPIs para amianto

Todo el equipamiento de protección individual para el tratamiento de amianto debe ser de categoría III, ya sea protección respiratoria, traje o guantes de protección.

Debe llevar el marcado "CE" seguido del número del organismo que ha llevado a cabo la certificación de calidad del equipo, la propia certificación, la declaración de conformidad y un folleto informativo.

EPIs para amianto y sistemas de protección para su tratamiento (Amisur, 14/7/2021) | Safeguru

Protección respiratoria frente al amianto

La protección frente a las fibras clasificada como FFP1 y FFP2 está desaconsejada. Hay distintos EPIs de protección respiratoria para amianto que ofrecen una protección más adecuada.

Equipos de protección respiratoria filtrantes:

  • Mascarillas autofiltrantes contra partículas FFP3 no reutilizables (deben tratarse como material contaminado con amianto).
  • Adaptadores faciales (mascarillas, medias máscaras o máscaras completas) con filtros contra partículas P3. Deben ser descontaminados y los filtros deben tratarse como material contaminado con amianto.

Este tipo de protecciones cumplen los requisitos mínimos recomendables. Aunque deben usarse durante un máximo de 60 minutos de manera continuada con descansos de 30 minutos como mínimo entre usos consecutivos.

También pueden utilizarse equipos más especializados, como los equipos filtrantes con ventilación asistida o los aislantes por aire comprimido, con un uso continuado máximo de 120 minutos con 30 minutos de descanso.

Los equipos asistidos deben descontaminarse y los filtros deben desecharse como el resto de material contaminado. El caudal de aire para los equipos filtrantes será determinado por las características del usuario y su esfuerzo físico.

El uso de EPIs para amianto para proteger las vías respiratorias debe limitarse a 4 horas diarias.

EPIs para amianto y sistemas de protección para su tratamiento (Amisur, 14/7/2021) | Safeguru

Ropa de protección para amianto

Las fibras de amianto pueden quedar adheridas a la piel, pelo o ropa, por lo que una simple ducha no es suficiente para su eliminación total. Esto es debido a que las fibras pueden adherirse a la propia piel del operario y, por ende, desprenderse, poniendo en riesgo a las personas cercanas.

Para evitar este tipo de situaciones, el uso de monos o buzos de trabajo especiales que ofrezcan máxima resistencia a las fibras del amianto es primordial. Estos deben ofrecer flexibilidad y ligereza, el usuario debe tener libertad de movimiento y la prenda debe quedar ceñida tanto al cuerpo, como al resto de EPIs.

Se debe prestar especial atención a la eficacia del material del equipamiento de protección como barrera frente a fibras microscópicas, así como a su comodidad y resistencia frente a arañazos y desgarros. El buzo no debe desprender ningún material en forma de pelusa y debe ser suave y antiestático para evitar la adherencia de partículas.

Asimismo, la estructura del material debe ser fina y sin poros amplios para evitar la entrada de fibras. Los materiales más comunes son el Tyvek® y el polipropileno con película de barrera, de SMS (multicapa) o de dos capas (ordenados de mayor a menor protección, el de dos capas no se recomienda para realizar trabajos con amianto).

Las prendas más permeables al aire resultan más cómodas, pero ofrecen menor protección. Lo contrario ocurre en el caso de prendas con menor permeabilidad al aire, pero protegen mucho mejor.

Se debe tener especial cuidado con las prendas que disponen de costuras, sin solapa para la cremallera o que tengan un diseño simple, ya que pueden producir un efecto de succión a través de ellas, permitiendo la entrada de fibras de amianto.

EPIs para amianto y sistemas de protección para su tratamiento (Amisur, 14/7/2021) | Safeguru

Calzado de seguridad para trabajar con amianto

Por otro lado, además de EPIs que protegen las vías respiratorias y la piel, existen otros recomendados para manipular el amianto. Entre ellos, el calzado más recomendable para la retirada y tratamiento del amianto son las botas altas estancas de protección II dada su impermeabilidad y su superficie lisa que hacen su mantenimiento más sencillo.

Si se hace uso de otro tipo de cualquier calzado de seguridad debemos procurar que sea con puntera de seguridad. Además, es aconsejable hacerlo con cubrebrotas, ya que mono de trabajo debe quedar por la parte externa de las botas o cubrebotas.

Gafas de protección para manipular amianto

Las mejores gafas de seguridad para el tratamiento del amianto son las que son totalmente cerradas, que no permitan el paso de fibras pequeñas ni partículas. Deben ofrecer una gran visión panorámica para mayor comodidad. Es conveniente que además tengan un tratamiento antiempañamiento.

EPIs para amianto y sistemas de protección para su tratamiento (Amisur, 14/7/2021) | Safeguru

Guantes para manipular amianto

A pesar de que el contacto directo con la piel no suponga un peligro demostrado, el uso de protección en las manos frente al amianto es importante y obligatorio. Las fibras invisibles pueden quedar atrapadas en los pliegues de la piel o el vello de los operarios y no pueden eliminarse con un simple lavado.

Para su protección se emplean guantes fabricados con materiales no porosos de carácter impermeable. Si no se pueden lavar de manera sencilla deben ser desechables. Asimismo, deben cubrir toda la piel desde la mano hasta la ropa, evitando los puños de punto.

Este tipo de guantes debe garantizar la resistencia a cortes, desgarros, pinchazos, abrasiones o químicos; especialmente en casos en los que se realicen trabajos de manipulación intensiva. Además, deben ser antiestáticos para favorecer que las fibras de amianto se desprendan cómodamente.

EPIs para amianto y sistemas de protección para su tratamiento (Amisur, 14/7/2021) | Safeguru

Sistemas de protección adicionales a los EPIs para tratar el amianto

Unidades de descontaminación

El nivel de contaminación vendrá determinado en función del nivel de exposición al que se está expuesto. La unidad de descontaminación debe contar con un mínimo de tres compartimentos, pudiéndose ampliar hasta 5.

Con esto, se pretende garantizar la separación entre la zona libre de amianto y la zona contaminada a través de la zona intermedia (donde se encuentran las duchas). Debe haber un flujo de aire desde la zona limpia a la contaminada (nunca al revés).

Las puertas externas deben ser rígidas y las interiores iguales o de cortinas flexibles. Esta unidad será la única vía de acceso a la zona de trabajo.

El proceso de descontaminación empieza por un aspirado y va seguido por una ducha, realizando todo el proceso con los EPIs puestos. No debe retirarse el equipamiento hasta llegar a la ducha final de agua y jabón.

Los EPIs y todo el material considerado como residuo de amianto no deben pasar por la zona limpia.

También es recomendable la limpieza de la unidad después de cada jornada laboral.

EPIs para amianto y sistemas de protección para su tratamiento (Amisur, 14/7/2021) | Safeguru

Sistemas anticaídas

La presencia del amianto es elevada en cubiertas y tejados. Para llevar a cabo su retirada, es necesario otorgar las protecciones necesarias a las personas encargadas de esta tarea.

En trabajos realizados cubiertas, en determinados espacios confinados o en superficies con inclinación, es obligatorio el uso de equipamiento de seguridad si existe riesgo de caída.

Por tanto, deben emplearse líneas de vida, ya sean fijas o temporales, además de hacer uso de cualquier material necesario para proteger al usuario en caso de accidente (arneses, mosquetones, dispositivos de absorción de energía, cascos para trabajos en altura, etc.).

EPIs para amianto y sistemas de protección para su tratamiento (Amisur, 14/7/2021) | Safeguru

Como nos cuenta Amisur, estos son los principales EPIs para amianto, pero si te has quedado con ganas de conocer más sobre este sector, no dudes en pasarte por su sección de curiosidades sobre el amianto.

Si estás pensando en contratar un servicio de desamiantado puedes ponerte en contacto con Amisur y consultarles tu caso a través de este enlace: contacto Amisur.

Safeguru | Delivering a Safer Future